Recursos

Cómo enfocar tu «bullet journal» para escribir

Comparte si te ha gustado:

¿Quién no ha oído hablar aún del bullet journal o diario bullet?

Desde hace algunos años, este fenómeno ha arrasado y aparece en todos sitios: Youtube, Instagram, Pinterest, blogs, etc. Y es que sin duda es un recurso muy útil para planificarte la vida. Cualquier cosa que se te ocurra, desde agenda hasta un proyecto, tiene cabida en este diario.

bullet journal

El bullet journal, inicialmente, era un tipo de agenda que cada uno iba preparando a medida que pasaban los días en una libreta en blanco —preferiblemente punteada—. Primero está el índice, muy útil para no perderte entre las muchas páginas que terminarás escribiendo; luego un par de hojas para el año vista o future log, donde se anotan eventos o tareas que vendrán al cabo de unos meses; después el mes vista o monthly log, donde se apuntan las tareas del mes en curso; y, tras el mes vista, toca planificar cada día, mirando las tareas o eventos anotados en el mes vista. Con este sistema es casi imposible olvidarse de algo y no tener un día perfectamente planificado.

future log

Claro está que, al ser una libreta en blanco y organizarlo tú, siempre puedes modificar el sistema como mejor te funcione y como más te guste. Además de como agenda, es común utilizarlo para crear listas de todo tipo, como de películas por ver o libros por leer, por ejemplo. También están los trackers o seguimientos, para ir anotando si has hecho cada día ejercicio, o si has comido fruta, o si te has duchado…

Si buscas por internet encontrarás mil ideas para tu bullet journal, unas muy útiles y otras no tanto pero que tienen su gracia. Además, encontrarás una cantidad ingente de muestras de decoraciones y de maneras de hacer tus listas, trackers y demás.

Pero, aunque quería darte una breve explicación por si nunca habías oído hablar del bullet journal, hoy no he venido a hablarte de cómo funciona.

Lo que te quiero mostrar es cómo enfocar este diario a tu sistema de escritura.

Como ya he dicho antes, el bullet journal también es útil para organizar proyectos, y cada libro que escribes es un proyecto, así que ¿cómo puedes organizarte? Hay muchísimas formas de hacerlo, y cada uno escoge o se inventa la que mejor le funcione. Yo solo voy a dar unas pinceladas y el resto será cosa tuya.

No estaría mal utilizar las primeras páginas a modo de índice, ya que tu proyecto se dividirá en diferentes secciones y fechas. De esta forma podrás saber donde está cada página en todo momento y no tendrás que perder tiempo en una búsqueda febril entre páginas.

Algo que me gusta añadir a mí son un par de páginas para anotar todos mis proyectos, tanto los presentes como los futuros —¡y los pasados si quieres también!—. Es una forma de llevar un seguimiento de lo que estás haciendo y tienes planeado hacer. Yo anoto los nombres de cada proyecto —si aún no tienen nombre pongo uno provisional, aunque suene estúpido—, la fecha de inicio y fin (en la que tengo planeado terminarlo) y un pequeño tracker para saber si lo he empezado y terminado. Quedaría algo así:

mybooks

El Post-It tapa los títulos, pero ya te puedes hacer una idea. Aquí puedes anotar proyectos más grandes, como novelas, o más pequeños, como relatos cortos. Incluso podrías poner un apartado u otro listado para los que quieres presentar a concursos. Como se suele decir: El límite es tu imaginación.

Tener un calendario de todo el año en las primeras páginas te ayudará a saber de un solo vistazo qué proyectos debes empezar, terminar y entregar. Solo anota el día, el título y concepto en cada mes.

calendario

Para continuar, puedes imprimir y pegar una imagen de la portada, aunque sea provisional, para darle un toque gráfico a tu bullet journal, que siempre queda más llamativo, además de que sabrás en seguida a qué novela pertenecen las páginas posteriores, ya que una sola libreta puede valer para diferentes proyectos.

portada
Imagen de Reº

Después viene el mes vista o monthly log. Lo que yo hago es apuntar el mes en el que estoy, hacer un pequeño calendario, un listado de cosas que debo hacer (ToDo) y otro de anotaciones. Con un sistema de colores, me planifico el mes según mi sistema de escritura: en naranja van los días que me toca planificar; en verde, los días que busco información; en rosa, los días que escribo; y en azul, los días de entrega. En la página de al lado tengo el mes vista, donde anoto las cosas importantes que he de hacer, por ejemplo, los días de entrega, el día que he de terminar un borrador o un capítulo… Aquí te dejo un ejemplo:

Para terminar, puedes hacerte un planificador de capítulo. Si eres de esas personas que se planifican lo que va a ocurrir en cada capítulo, te irá bien tener a mano una hoja en la que puedas anotar todo aquello que te pueda ser de utilidad. Por ejemplo: el número y título del capítulo, un resumen de cada escena y la fecha en la que tienes pensado escribirlo. Además, puedes hacer un seguimiento para asegurarte de que no te has olvidado cosas esenciales como las descripciones o el uso de la lógica.

chapter planner

Hay muchas más cosas que puedes agregar a tu bullet journal de escritura para planificar tus proyectos. Por ejemplo, si quieres terminar el borrador de tu novela en un mes y tienes un límite de palabras, puedes dividir las palabras entre 30 y hacer un seguimiento de lo que escribes cada día. Cuando cumplas con las palabras escritas del día, lo tachas. Esto es algo que empecé a utilizar para el NaNo WriMo y que funciona estupendamente.

Tanto si es un método que ya utilizabas como si es algo que acabas de empezar, me encantaría escuchar nuevas ideas. ¡Así que espero tus comentarios!


Comparte si te ha gustado:

Autor

nikaminiva@gmail.com
Soy escritora, correctora de textos y, por supuesto, lectora apasionada. Leo casi toda clase de libros, aunque mis favoritos son los de fantasía, terror, ciencia ficción y también el manga.

Comentarios

26 febrero, 2019 a las 6:55 pm

Me gusta mucho la idea de la lista de los proyectos, así sabes que tienes y qué puedes hacer cuando acabes alguno de los que tienes pendientes.



Deja un comentario