Reseña: Harry Potter

Harry Potter es, sin duda, el mago más famoso entre los niños —y los no tan niños— muggles o no. J. K. Rowling, escritora de esta maravillosa obra, acertó en crear a este personaje y en ponerle una varita en la mano. Pocas novelas han dado paso a tanto fanatismo, y la serie cinematográfica ayudó mucho a esto. Además, cabe decir que, a mi parecer, es una de las novelas mejor adaptadas al cine y bastante fiel.

En los primeros libros tuve la sensación de que se abusaba de colocar ciertas cosas en lugares y momentos adecuados para usarlos más adelante. A mi parecer, cantaba un poco. Pero a partir del tercer libro dejó de ser así, o no se notaba tanto, al menos. Más adelante, creo que encontré una explicación para eso: Es una saga que va madurando como un niño.

Me explico. Me da la sensación de que cada libro está escrito para una edad diferente. Conforme los tres amigos protagonistas van creciendo, la trama también va haciéndose más complicada de seguir. Un niño de 11 años leerá el primer libro y lo entenderá a la perfección. Pero ¿entenderá igual de bien el último? Y es algo que me fascina, porque lo veo tan complicado de hacer, y a la vez tan original.

Por otro lado, me gusta la numerología, y en seguida me di cuenta de que Rowling la usa en sus novelas. Me extrañaban ciertas coincidencias con los números y busqué información por la red, a ver si eran cosas mías. Para mi sorpresa, encontré varias páginas con teorías sobre numerología en Harry Potter, e incluso Rowling explicaba alguna de ellas. Busca, busca, y verás.

No quiero dejar de mencionar a los personajes. Empezando por los niños, hablemos de los tres más importantes: Harry, Hermione y Ron. Los tres evolucionan a lo largo de la serie, y de una forma asombrosa. Además, tanto niños como adultos son personajes cercanos. Gente normal —si nos olvidamos de la magia— con sus defectos y meteduras de pata. Y esos son los mejores personajes que podemos encontrar en cualquier novela. Además, Rowling no tiene piedad y nos destroza el corazón con escenas que… no voy a mencionar porque no quiero hacer spoiler —aunque no sé quién no se habrá leído aún los libros o no habrá visto las películas—. El caso es que nos hace llorar, y mucho, pero también reír, suspirar y temblar de emoción. Para entendernos: coge todas nuestras emociones, las mete en un caldero y las cuece a fuego lento. Qué bruja, ¿verdad?

El mundo de Harry Potter tampoco está nada mal. Desde la manera en que los brujos consiguen ocultarse de los muggles —humanos sin magia, por si algún despistado aún no lo sabe—, pasando por la inutilidad de un mago al usar útiles muggles, hasta las criaturas fantásticas que habitan en él —¿habéis leído Animales fantásticos y dónde encontrarlos? Y no me refiero al guion de la película—. Además, Rowling consigue darle al colegio Hogwarts de magia y hechicería, sin duda el escenario más importante de la novela, una personalidad propia. Y, por supuesto, debo mencionar el Quidditch, el deporte por excelencia de magos y brujas. Un deporte un poco bruto, eso sí, pero que causa tanta admiración que hasta se ha escrito un libro únicamente sobre él: Quidditch a través de los tiempos

Y poco más puedo añadir. Ya sabes que me gustan las reseñas cortas y en esta me he alargado un poco… y mucho más que lo haría. Si por casualidad no has leído esta saga, dale una oportunidad, aunque hayas visto las películas. De verdad que te va a encantar.

Sinopsis: Harry Potter es famoso entre los magos y brujas del mundo, aunque él no lo sabe. Malvive atormentado por sus tíos y su primo, que no creen en la magia y que, cada vez que Harry hace algo extraño, aunque sin él saberlo, lo castigan. Cuando cumple 11 años alguien viene a por él para llevarlo al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, donde descubrirá la verdad sobre sus padres muertos, también magos como él, y hará cantidad de amigos.

Sin embargo, desde su primer año en la escuela, un terrible peligro lo acechará y, poco a poco, irá desentrañando los misterios de ese peligro con ayuda de sus dos inseparables amigos: Ron y Hermione.


Ficha: 

Títulos: Harry Potter y la piedra filosofal, Harry Potter y la cámara secreta, Harry Potter y el prisionero de Azkaban, Harry Potter y el cáliz de fuego, Harry Potter y la orden del Fénix, Harry Potter y el misterio del príncipe (o príncipe mestizo), Harry Potter y las reliquias de la muerte.

Autora: J. K. Rowling

Espero poder tener otra reseña dentro de poco. Se me están acumulando y no encuentro tiempo para ponerme con ellas. Pero quiero hablarte de los libros que me he leído últimamente, que han sido maravillosos. Así que… nos leemos prontito.

 

Comparte si te ha gustado:

Nika Miniva

Soy escritora, correctora de textos y, por supuesto, lectora apasionada. Leo casi toda clase de libros, aunque mis favoritos son los de fantasía, terror, ciencia ficción y también el manga.

Deja un comentario

Volver arriba