Reseña: Leo quiere a Aries

Sinopsis

Theo Wallace, un leo perezoso y divertido, necesita encontrar una amistad verdadera, de esas que duran para siempre. Una amistad que le ayude a superar el pasado y a centrarse en un futuro más brillante y prometedor.
Jamie Cooper, un aries sensato y entusiasta, podría ser ese amigo. Está hecho tan a su medida que es como si lo suyo estuviera escrito en las estrellas. Es el compañero de piso perfecto.
Todo va bien y es muy divertido.
Mucho más que divertido.
Pero ¿qué significan esas largas miradas que Jamie le dedica a Theo?
¿Y qué son esas mariposas que Theo siente en el estómago?

El despistado de leo necesitará de la astucia de aries para descubrirlo.

Opinión personal

Un romance de los que se cuecen a fuego lento —los que más me gustan— y con una trama bien desarrollada. Me enamoró especialmente el juego que se traen ambos protagonistas con sus pullas y sus tira y afloja, todo ello en un tono desenfadado y divertido que te hace desternillarte de risa —al menos a mí, que soy de risa fácil—.

Y voy a echar de menos a Theo y Jamie.

La historia nos ofrece romance, humor, unas miguitas de misterio y sexo sin tabús ni complejos, aunque, esto último, ya en la segunda parte del libro. He leído quejas sobre que tiene un ritmo demasiado lento y que mete mucha paja para llegar al sexo. En serio, eso no es paja, por favor. Se llama proceso de seducción y proceso de «El despistado de leo necesitará de la astucia de aries para descubrirlo», que tan bien indica en la sinopsis, avisándonos de que se va a tomar su tiempo, que el libro va de eso. Y, ¡ejem!, a algunos lectores nos gusta este tipo de romance donde no se acuestan y se levantan sabiendo que quieren pasar el resto de su vida juntos nada más conocerse. Que, oye, podría pasar, pero… *insertar emoticono de mujer encogiendo los hombros y alzando las manos (sí, ese del WhatsApp)*.

Pongo a Dios y a las cebras albinas por testigo de que me leí el libro en menos de un día. Fue mi amante del sábado, de esos que te hacen reír y estremecerte, y solo me aparté de él para ir al baño, cenar y descansar un poco la vista, porque tenía esa sensación de que se te van a caer los ojos de un momento a otro… Y es que debería cuidar mi vista un poco más…

¡Ay! Voy a echar mucho de menos a Theo y Jaime.

Tenía cierto escepticismo sobre su calidad. Lo había visto recomendado en redes sociales y, solo por la portada, no me terminaba de convencer. Pero la autora lo ofreció gratis en Kindle el día de su cumpleaños y, como no dejaban de recomendarlo, ¡qué diablos!, decidí darle una oportunidad. Y menos mal que lo hice —o no—. Ahora tengo unas ganas tremendas de leerme el resto de libros de esta saga, lo cual ha alargado mi eterna lista de lectura un poquito más —porque, en mi cabeza, la eternidad se puede alargar—.

Y, sí, ahora viene lo malo —siempre hay cosas malas, muajaja—. No sé cómo será en su versión original, pero a la edición en español le falta una buena corrección. Tiene fallos de acentuación y bastantes de puntuación que te hacen releer algunas oraciones para poder entenderlas bien. Además de redundancias y alguna que otra expresión mal usada. Una pena para una novela con una historia tan atractiva.

Creo que lo he dicho ya, pero voy a echar muchísimo de menos a Theo y Jamie.

Y antes de irme —sí, ya dejo de darte la chapa, que me gustan las reseñas cortitas y hasta yo me estoy cansando de mí misma—, en Amazon Prime tienes un breve relato erótico sobre este libro: Leo sobre Aries. Y si no estás suscrito a Prime, pues…, a ver que miro, *2 minutos después* lo puedes adquirir por solo 0,99 euros. Aquí abajo te dejo el enlace:

Por cierto, Theo y Jamie son los protagonistas, y, gracias a este relato, he dejado de echarlos en falta un poquito…, durante media hora.

Y ahora los vuelvo a echar mucho de menos.

Ficha técnica

Título: Leo quiere a Aries (Signos de amor, libro 1)

Título original: Leo loves Aries (Signs of love, book 1)

Autora: Anyta Sunday

Páginas: 318

Formato: Kindle y tapa blanda.

Autopublicado

Comparte si te ha gustado:

Nika Miniva

Soy escritora, correctora de textos y, por supuesto, lectora apasionada. Leo casi toda clase de libros, aunque mis favoritos son los de fantasía, terror, ciencia ficción y también el manga.

Deja un comentario

Volver arriba